Etiquetas

, , ,

Por Annalee Newitz en Io9.com. Traducción de David Pérez M. (El Pollo Hipnótico). Licencia Creative Commons BY-NC

Los robots pueden ser cirujanos y artistas, pero también pueden ser apocalípticas máquinas asesinas. Y así es mucho más genial. Aquí hay nueve formas de volver a tu robot malvado, de acuerdo a la ciencia ficción.

Paso uno: Esclavízalo.

Este es el primer, mejor y más infalible método para crear un robot malvado. ¿Cómo se volvieron malvados los Cylon? Fueron esclavizados. ¿Cómo se convirtieron los robots de Doctor Who en robots de muerte? Esclavos. ¿Por qué estaban tan cabreadas las máquinas en Matrix? Porque los hombres intentaron hacerlas ciudadanos de segunda clase. Así que, la primera cosa necesitas hacer con tu robot es asegurarte de que sepa que no puede controlar su propio destino.

Paso dos: Deja algunos errores sin corregir en su software.

Hey, Microsoft libera cada nueva versión de Windows con errores. Firefox es como un error gigante colapsando. Y aún así la gente los utiliza todo el tiempo. ¿Entonces por qué tendrías que preocuparte por cada mísero error en el software de tu robot? Seguramente puede estar infectado por un virus MATAR MATAR MATAR, ¿pero qué tan usualmente sucede? Además, Norton Antivirus te protegerá.

Paso tres: Dale órdenes contradictorias.

La verdad real detrás de las Tres Leyes de la Robótica de Isaac Asimov, las cuales él explica rigurosamente en su colección de relatos Yo, Robot, es que no pueden ser obedecidas todas la mayor parte del tiempo. De hecho, muchas complicaciones surgen cuando una orden contradice otra. Intenta decirle a tu robot que se defienda contra bichos espaciales y que al tiempo prepare sánduches de mantequilla de maní. Desafortunadamente los robots no manejan bien las contradicciones y usualmente enloquecen, seguido de una masacre desenfrenada.

Paso cuantro: Prográmalo para que sea el arma tonta y obediente de un malvado científico loco, político autoritario, geek furioso, o adolescente vengativo.

Todos necesitamos un amigo, especialmente uno que esté armado con armas termonucleares y lásers de batalla de larga distancia. ¿Entonces por qué no donar tu recién hecho y fuertemente armado robot al chico de la cuadra a quien le gustan los impermeables negros y el death metal? ¿O a ese político cuyo lema es “Cambio” pero nunca explica qué cambio habrá?

Paso cinco: Construye tu robot con tecnología extraterrestre que encuentres en lo profundo de una cámara que diga “Precaución” en el exterior, en algún tipo de escritura alienígena que no puedas comprender.

La tecnología extraterrestre siempre es mejor que la humana, especialmente para los robots. MecaGodzilla podría decírtelo, al igual que Megatrón.

Paso seis: Mientras estés probando tu robot que recién ha tomado conciencia, no te preocupes de que su cerebro esté enlazado a una base de datos llena de la información descargada de los cerebros de mil asesinos seriales.

Igual, ¿cómo podrían esos cerebros de asesinos seriales afectar a tu robot? Digo, tu robot apenas existe en un terminal de computadora y en el sistema eléctrico. ¿Cómo podría matar a alguien desde allí? O tal vez si estás construyendo una robot sexy potenciada por energía nuclear puedas considerar basar su estructura cerebral en la de una mujer que fue violada y que se desata en una furia asesina cada vez que escucha la palabra “perra”. Cosa que ella en efecto escuchará dado que la construiste como una robot sexy que usa un top rojo apretado. Nada podría salir mal.

Paso siete: Enséñale que la única forma de que expanda su capacidad es por medio de la asimilación de vida inteligente.

Sólo tiene sentido que ganes conocimiento asimilándolo y, hey, si un cyborg puede ganar nuevos poderes físicos, no sé, asimilando las partes del cuerpo de criaturas vivas – bueno, eso es mejor. Pero querrás ponerle un sistema de advertencia. ¿Qué tal hacer que tu robot le informe a la gente “usted será asimilado”? Tu sabes, como un gesto de cortesía.

Paso ocho: Dile que los humanos son sus rivales por el control del planeta.

Oh, ¿y después de eso? Solo lánzalo al espacio y dale control total de los sistemas de armamento de la Tierra.

Paso nueve: Dile que los humanos son basura biológica inferior que debería ser exterminada.

Si funcionó para los Daleks, debería funcionar para tí. Tampoco olvides: cuando dudes de con qué armas mortales equipar a tus robots malvados, los destapadores de retretes son una buena forma de hacerlo.

********

Imagen de Robot Malvado 1 de Mikko Vartio en Flickr. Licencia CC BY-NC

Imagen de Robot Malvado 2 de Irregular Shed en Flickr. Licencia CC BY-NC-SA

Anuncios