Este artículo mío lo publicaron en Portal-Cifi.com. Agradecimientos a Federico Witt por la corrección de las traducciones.
__________________________
El Capitalismo en el ámbito editorial de la ciencia ficción
Portal de Ciencia Ficción – martes, 08 de diciembre de 2009

© Portal de Ciencia Ficción

|__________________________

|

El Capitalismo en el ámbito editorial de la ciencia ficción


De por qué prefiero la fraternidad de la ciencia ficción en español al mercado de la ciencia ficción anglosajona

Algunas de las cosas que creo marcan una gran diferencia entre el desarrollo de la ciencia ficción en EEUU y en Hispanoamérica son:
  • 1. La aparición de revistas de ciencia ficción en los países hispanohablantes es mucho más reciente que en Norteamérica, donde comenzaron en la década de 1920 y han tenido gran acogida desde entonces, por lo que se constituyeron en un mercado. Es difícil decir que la CF en español sea un mercado.
  • 2. Las publicaciones de ciencia ficción en español se han distribuido antes que nada y principalmente por internet y de forma gratuita, aunque en EEUU ya hay muchas que funcionan en formato digital y pueden leerse sin pagar.
  • 3. En Hispanoamérica las revistas de CF nunca representaron un mercado rentable, por lo que las que surgieron lo hicieron más bien en una lucha por promover la cultura contenida en el Género y nunca con un fin económico. Es por esto que ninguna de las revistas digitales en español (téngase en cuenta que las más reconocidas son digitales) es de pago, y que los escritores hacen y dan a conocer su trabajo con la mayor disposición, sin recibir ninguna remuneración económica.

Soy lector ocasional de una revista digital norteamericana de ciencia ficción que se especializa en la Space Opera, Raygun Revival. Posiblemente no hayan oído de ella porque no es una de las grandes del género allá en el norte; es una publicación, en palabras de ellos mismos, “semiprofesional”, que se está abriendo camino en el mundo editorial. La encontré una vez por accidente, navegando en Internet.

Esta semana en su foro había una fuerte discusión iniciada por uno de los editores sobre un artículo aparecido en la web. Allí, editores y lectores (incluyéndome), manifestamos nuestro desacuerdo con las ideas expuestas en el artículo, que se referían directamente a la valoración de una publicación en proporción al monto del pago que dan a sus escritores.

Explicaré parte del origen de tal discusión:

En Estados Unidos existe la SWAF (Science Fiction Writers of America) que funciona, entre otras cosas, para dar apoyo legal y defender los derechos de los escritores miembros. Entre sus estatutos, esta organización ha establecido unos precios mínimos de venta de relatos a las revistas, cuya base es de 5 centavos de dólar por palabra. De modo que toda revista profesional debe pagar desde ese monto hacia arriba, nunca menos.

Es aquí donde entramos en materia: el mencionado artículo se titula “In the Spirit of the Pulps, and Paying Even Less” (En el espíritu de los pulps, y pagando aún menos), fue escrito por John Scalzi en su blog personal. Scalzi, quien recibió una nominación al Hugo por su novela Old Man’s War, se mueve en el ámbito de las publicaciones profesionales de CF. El escritor ataca fuertemente a aquellas que no cumplen con los estándares de pago establecidos por la SWAF y afirma, tomando como punto de referencia a la editorial Black Matrix:

[…] Cualquier editor competente hubiera considerado en su plan de negocios el costo de una compensación razonable para los escritores. También hubiese investigado qué importes se consideran “una compensación razonable”. Una de dos: la gente de Black Matrix no sabe que lo que paga apesta, lo que no habla muy bien de ellos como gente de negocios; o lo saben, lo que no habla particularmente bien de ellos como seres humanos.
Sea como fuere, es ridículo. Si usted es escritor, evite este mercado hasta que comience a pagar dentro del rango de lo que se pueda considerar razonable. Si es lector, evite a este editor hasta que él trate a las personas que lo están entreteniendo con sus palabras con algo que se aproxime al respeto. (1)

Considerando que se trataba sólo de la opinión de un individuo, revisé los estatutos de la SFWA en su página en internet. Me encontré con que, según la SWFA, la calidad de los mercados está determinada, entre otros factores, por cuánto pagan:

Mercados profesionales calificados

Los siguientes mercados han sido calificados por el Comité de Miembros de la SFWA como cumplidores de los estatutos y otros criterios de membresía (para realizar la solicitud de credenciales no se puede emplear otros mercados no incluidos en la lista hasta que se encuentren en ella. Si usted deseara utilizar un mercado que no se encuentre en la lista, antes procure que el mercado sea incluido y entonces envíe su solicitud. No envíe solicitudes que enumeren mercados no calificados; las solicitudes que lo hagan serán devueltas) (2)

Y se presenta una lista en la que se incluye a Asimov’s Science Fiction y Strange Horizons, entre otras.

Más abajo en el texto figura:

Calificar un mercado

Para que un nuevo Mercado Profesional sea calificado, éste deberá ser considerado como aceptable por el Comité de Membresía. Particularmente, para que sea calificado como miembro deberá satisfacer los siguientes criterios dentro de un plazo determinado:

  • Efectuará un pago por todas las obras de ficción (que no sean reimpresiones o publicaciones por entregas), ya sea antes de su publicación o después, de un importe que podrá ser (a) no menor de 2000 US$ por una obra individual o (b) un mínimo de 5 centavos de dólar por palabra; además deberá:
  • haber publicado con suficiente regularidad durante un plazo no inferior a un año antes de que el mercado sea considerado como calificado; y:
  • tener una tirada de al menos 1000 ejemplares, o el equivalente en otros medios (ej. descargas demostrables en medio electrónico)
  • […] (3)

Vemos cómo los estatutos mismos de la SFWA legitiman en cierta forma los ataques de Scalzi al ser tan enfáticos en el dinero y al “calificar” como “mercados aceptables” aquellos que se acomodan a sus reglas. Pero quiero poner mucho énfasis en el hecho de que la cultura donde funcionan tales estatutos difiere mucho de la nuestra y por lo tanto allá son aceptados por gran parte de la comunidad de escritores, de modo que en ese contexto es justo el reclamar un pago que recompense adecuadamente el trabajo del autor. Aun así, se evidencia cómo se concibe una relación proporcional entre el monto económico, la “seriedad” y la “calidad” de una publicación.

Ahora, conectando esto con las palabras de Scalzi, nos encontramos que el valor del dinero en ese ambiente deriva en una estratificación de las publicaciones. Las buenas, que son las que tienen una relativamente alta capacidad económica, y “las otras”: las semiprofesionales que pagan por debajo del estándar, y las aficionadas, que no pagan, son malas. El hecho de que Scalzi llegue a afirmar que ni lectores ni escritores deberían acercarse a aquellos mercados que no pagan bien es en sí una invitación a la discriminación editorial basada solo en cuestiones económicas.

En nuestra cultura hispanoamericana, la publicación de un texto del género implica la única recompensa de poder compartir el trabajo con muchos lectores y escritores y darse a conocer. Esto significa, como punto negativo, que aquí los escritores no pueden vivir de lo que escriben sino que dependen totalmente de otra u otras entradas económicas. Es verdad que sería estimulante en nuestro contexto recibir incentivos económicos, ¿a qué precio? ¿Sería factible que todo terminara girando alrededor de ellos?

Desde la revista pulp de 40 ejemplares que se escriben y se leen solo entre un grupo de amigos hasta la revistas más importantes del género, desde los autores noveles hasta los profesionales, e incluso los aficionados, estamos todos en las mismas condiciones de respeto e igualdad, no clasificados en estratos. La ciencia ficción en español es una fraternidad. Aventajamos a los anglosajones porque no concebimos el valor del dinero del cual ellos dependen y, en cambio, pusimos la CF por delante.

Cerraré este texto parodiando el final del artículo de Scalzi: “De acuerdo a los estándares mínimos de la SFWA, este artículo cuesta 66.3 dólares”. Me importa un rábano. Tómenlo, es gratis, así lo prefiero.

Referencias

Foro de Raygun Revival.

Consultado el 6 de diciembre de 2006

(1) “Competent publishers would have factored the cost of reasonable compensation for writers into their business plan. They would have also researched into what rates qualify as “reasonable compensation.” Either the Black Matrix people don’t know what they’re paying sucks, which doesn’t speak particularly well of them as business people, or they do know, which doesn’t speak particularly well of them as human beings.
Either way, it’s ridiculous. If you’re a writer, avoid this market until such time as they start paying something within hailing distance of reasonable. If you’re a reader, avoid this publisher until it treats the people who are entertaining you with their words with something approaching respect.”

In the Spirit of Pulps and Paying Even Less. John Scalzi.

Consultado el 6 de diciembre de 2006

(2) Qualifying Professional Markets

The following markets have been qualified by the SFWA Membership Committee as meeting the SFWA bylaws and other membership criteria. (Other markets not listed may not be used for application credentials until they become listed. If you wish to use a market not listed, first seek to get the market listed then send in your application. Do not send in an application listing unqualified markets; applications listing unqualified markets will be returned.)

SFWA Membership Requirements. SFWA

Consultado el 6 de Diciembre de 2006

(3) To Qualify a Venue
To qualify a new Qualifying Professional Market, it must be found acceptable to the Membership Committee. In particular, it must satisfy the following criteria for a given date range to qualify for membership purposes:
  • Payment for all works of fiction (other than reprints or serializations), either in advance of publication or on publication, at the rate of either (a) at least $2000 for a single work or (b) at least 5c/word (3c/word before 1/1/2004); and
  • Must have published consistently for a period of at least one year before the market will be considered qualifying; and
  • Must have a print run or circulation of at least 1000 copies, or the equivalent in other media (e.g., demonstrated downloads in electronic media)
Consultado el 6 de diciembre de 2006
|
David Pérez Marulanda
Diciembre de  2009

www.elpollohipnotico.wordpress.com

www.cosmocapsula.com

<!–

–>

Anuncios