Etiquetas

, , , , , , , , ,

Ilin & Segal. Cómo el Hombre Llegó a ser Gigante. Editorial Panamericana. Bogotá D.C. 1994 [publicación original de 1942]. 227 p.

“Cómo el hombre llegó a ser gigante presenta las bases fundamentales y perfectamente copmprensubles de su caracterización, respecto a la evolución del hombre, apoyándose en las teorías que para el efecto se aceptan en la actualidad. Por eso, para iniciar este recorrido histórico y para ubicar al lector cronológicamente en el pleistoceno, período en el que se considera apareció el antropoide homínido, fuenecesario establecer una relación aproximada entre las glaciaciones, los períodos culturales y los fósiles hominioides”

Cómo el Hombre Llegó a ser Gigante es un libro de corte antropológico, muy al estilo de “El Papel del Trabajo en la Transformación del Mono en Hombre” de Federico Engels que muestra la evolución del hombre y el contraste entre el desarrollo humano y el de los demás animales, con una narración sencilla y cuyo contenido puede ser asimismo asimilado por personas con conocimientos básicos o nulos sobre antropología y sobre la evolución del hombre.

Su prólogo, escrito por Daniel Herrera Acosta (Universidad Nacional de Colombia), hace un plano cronológico de los diferentes homínidos que se terminaron dando paso al hombre, plano que servirá como punto de referencia durante toda la lectura para ubicarse en las etapas y épocas de evolución humana.

El contenido es de fácil lectura y está acompañado de una serie de ilustraciones en blanco y negro que muestran los paisajes de las épocas descritas. La narración es vívida, casi literaria, y con ligeros toques de humor; da la impresión de que el lector y el escritor estuviesen teniendo una conversación en uno de los bosques prehistóricos mientras observan las actividades de los protohombres. Los títulos de cada sección no son simples marcas de la época a mostrar, sino que crean un nexo entre lector y el mundo antiguo: “Nuestro héroe aprende a caminar” o “Un libro con hojas  de piedra”.

Algo muy interesante de este libro, y que lo pone en amplia ventaja respecto al ensayo de Engels que mencioné arriba, es que, además de dar cuenta de cómo el trabajo propició el desarrollo físico y mental de los homínidos, trata también muchísimas otras aspectos del ser humano: costumbres, vestimenta, alimentación, arquitectura, formas de caza, desarrollo del lenguaje, etc. Todos estos temas tienen aquí su propio espacio de modo que la comprensión de la evolución del hombre llega a ser más amplia y completa, y así se evidencia cómo el desarrollo en todos estos aspectos es interdependiente, todos  se afectan mutuamente y la evolución de cada uno no se da de forma aislada, de modo que el estudio separado de cada uno de ellos dejaría vacíos que limitarían la comprensión de los fenómenos evolutivos.

El libro tiene sus fallas las cuales en el fondo no le quitan ningún mérito para ser objeto de lectura y son más de orden editorial que de contenido. Éstas se resumen en la pobre información editorial en las primeras páginas: a) apenas si se nombra a los autores, b) no aparece el nombre del traductor, c) como tampoco figura el año original de publicación (1942). A) Sobre los autores no pude encontrar ninguna información en internet, escasamente aparecen sus nombres así que me resultó imposible determinar su procedencia y experiencia. B) En algunas partes del libro la redacción tiene graves problemas de redundancias y expresiones mal formuladas las cuales, al no serme posible determinar la lengua original del texto, no sé si deban atribuírsele a los escritores o a una traducción pobre. C) Finalmente, y tal vez lo más importante, sólo aparece como año de publicación 1994, pero no se dice que el original es de 1942, lo cual representa más de 50 años de diferencia en avances científicos, y es seguro que muchísimas de las teorías y datos habrán sido reformulados o replanteados en ese lapso, por lo que es importante tener siempre presente que no todo lo que está allí escrito es válido en la actualidad. Una cuestión adicional sería, y esta vez ya estoy hablando de los autores, el fuerte sesgo antropocentrista que insiste en que el hombre es superior a la naturaleza y la domina.

Cómo el hombre llegó a ser gigante es un libro para todo público, digerible también por lectores jóvenes, que puede ser una muy buena herramienta para fomentar no sólo el amor a la lectura, sino también a la ciencia. Puede que ya no sea tan fácil de encontrar en librerías, pero muy posiblemente lo encuentren  de segunda mano, que es lo que hice yo.

Cómo el hombre llegó a ser gigante puede descargarse de manera gratuita (y legal) en su versión en inglés (How Man Became a Giant) a través del siguiente enlace:

http://www.archive.org/details/howmanbecameagia035496mbp

PS.

Este libro lo compré porque su título me atrajo tan pronto lo vi. La atracción se afirmó cuando noté, a través de su carátula y contratapa, que no se trataba de un libro de superación personal (cómo detesto esos librejos). Qué buen libro.

About these ads